Desintoxicando el language

Debemos reconocer que la discusión del problema judío-palestino es un tópico, que si se discute, es a nivel académico, y del que generalmente el común de la gente evita emitir opinión. Sin embargo, si no hay disyuntiva en la pregunta, se acude a opiniones estereotipadas del derecho de unos sobre los otros como respuesta. Evidentemente las respuestas estarán condicionadas a la relación que se tenga con la ideología y la teología, no tanto con los hechos historiográficos. La discusión del problema judío-palestino, basado en estos dos elementos, ideología y teología, es para la mayoría, fútil, árido, complicado, tedioso y hasta ‘peligroso’ –miedo a ser llamado antisemita ( en el sentido de anti-judío,) y hasta anti-cristiano– son importantes cuestiones a tomar en cuenta cuando se habla del tema en cuestión. No quiere decir, sin embargo, que no sea necesario su estudio e imperioso sostener discusiones serias. Todo lo contrario.

Si bien es extremadamente importante continuar con el estudio y discusión del problema judío-palestino a nivel científico, porque ello provee los instrumentos históricos, legales, si no morales, que condenan esta guerra contra el pueblo palestino; es igualmente importante elevar el lenguaje de la discusión no-académica, dejando atrás los calificativos y exponiendo los hechos. Se debe probar el argumento de lo contrario se corre el peligro de convertir la arena de la discusión democrática, donde se encuentran las ideas, en un lugar donde la diatriba y el insulto se enseñorean. Debe estar claro que este tipo de discusión no favorece a la causa palestina, primero porque predispone respuestas negativas basadas en ese mismo lenguaje, y segundo, porque los enemigos de la causa extrapolarán este nivel de lenguaje para calificar negativamente a la nación Palestina, sus derechos, y a aquellos que la respaldan.

La discusión del problema israelí-palestino debe darse, en primera instancia, fuera del contexto religioso pero dentro del marco historiográfico. Los argumentos teológicos son de única competencia del creyente y sus deliberaciones no pueden ser impositivas sobre los demás. Lo que el judaísmo, el cristianismo, y el islamismo, en sus diferentes vertientes valoran, condicionan el ambiente y la acción política del individuo. La fe –de cualquier tipo– cuando pierde su naturaleza espiritual se hace más teología e ideología. No hay más libertad sólo la trashumación al ser político condicionado. La ideologización de la teología o peor aún de la fe no permite compromisos. Por eso la necesidad de diferenciar estos dos espacios; la discusión de los asuntos políticos no puede ser realizada con los instrumentos de la fe porque fácilmente se llega al insulto, a la diatriba, a la violencia y al desprecio por la vida.

La verdad de los hechos históricos no puede ser modificada en su naturaleza por la interpretación religiosa del momento. Los actos de guerra, desposesión, asesinatos, no son actos espirituales. El creer lo contrario es envilecer la fe misma que se pretende profesar, es bestializar la humanidad del hombre. Es conectar los opuestos, lo sublime con lo diabólico. En esta medida, el lenguaje que se use en favor de la causa Palestina debe alejarse de toda palabra o calificativo insultante y ceñirse a los hechos, Se debe evitar cualquier calificativo que carezca del respaldo que dan los hechos.

Hay muchos años de retórica sionista en el discurso popular y en la justificación teológica judeo-cristiana que hace difícil exponer los hechos reales, es verdad, pero no es imposible. El objetivo es reconstruir las percepciones ideo-teológicas existentes en la opinión pública a través del aprendizaje y la difusión de los hechos. Se dará la victoria, no con armas o con fuego, si no con la verdad que no miente. No hay espacio para la diatriba pues ésta envenena el mensaje y envilece la causa.

Lorenzo Orrego

Santa Clara

octubre 9 del 2014

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to Desintoxicando el language

  1. Margarita says:

    Excelente!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s